martes, 1 de julio de 2008

El patriarca de Radio Mundial (La Prensa)  

1 comentarios

Walter Calderón Ramírez

Don Manuel AranaValle fue uno de los principales radiodifusores de Nicaragua, fundador de Radio Sport en Granada y de Radio Mundial, Radio Deportes, Radio 590 y Radio Reloj en Managua.

Don Manuel Arana Valle y el profesor Julio César Sandoval son los padres de la radiodifusión moderna y los creadores de la famosa época de oro de este medio de comunicación. Ambos han heredado un importante legado a las nuevas generaciones de comunicadores.

Arana Valle fue un hombre apasionado por la radio. A través de las emisoras que fundó, brindó entretenimiento y contribuyó a la lucha por la libertad y la democracia en Nicaragua. Don Manuel pertenecía a esa vieja estirpe de radiotécnicos que dio origen a la radio comercial en el país. En 1946 recibió autorización de la Guardia Nacional para operar Radio Sport en Granada. Sin embargo, su meta era instalar una emisora en la capital. El 1 de marzo de 1948 se cumplía su sueño con las primeras transmisiones de Radio Mundial.

Cuando Radio Mundial comenzó sus transmisiones, otra estación, La Voz de la América Central, de José Mendoza Osorno, era la reina y señora del dial. Don Manuel quería destronar a la emisora de Osorno y pronto encontró una fórmula para ganar audiencia complaciendo a los oyentes con los discos que querían escuchar, cosa que no hacía la emisora de Mendoza Osorno.

Luego aparecieron en Managua ejecutivos de la agencia McCann Erickson de Cuba ofreciendo radionovelas a quien quisiera transmitirlas. La primera que escucharon nuestros abuelos fue El ranchero, que llegó a la ciudad.

El mayor éxito de Radio Mundial fue la transmisión de El derecho de nacer, obra del escritor cubano Félix B. Caignet, en 1952. La entrega de esa novela lanzó a Radio Mundial a la cima de la popularidad. A partir de entonces las radionovelas ocuparían la mayor parte de la programación, junto a los radioperiódicos.

Con las radionovelas también llegó la noticia radial, que en sus comienzos se limitaba a la lectura de los periódicos, pero poco a poco fue desarrollando su agenda propia. De esa época es La Prensa en el aire, un espacio dedicado a la lectura de los titulares de la edición del Diario, que circulaba por las tardes.

Y fue en el periodismo que Radio Mundial hizo verdadera oposición cuando los principales partidos políticos se entendían mediante contubernios y pactos. Desde 1955 con Radio Noticias de Francisco Rodríguez Téllez, comenzó una pléyade de noticieros que hicieron historia. Luego vendrían Radio Informaciones de Rodolfo Tapia Molina, La verdad, de Francisco Carranza Chamorro y Joaquín Absalón Pastora, Extra de Rodolfo Avendaño Sandino y Manuel Espinoza Enríquez, El reportero matinal, de José Ortega Chamorro, entre otros.

La lucha por la libertad de expresión fue una constante en la vida de don Manuel Arana Valle. No había medio de comunicación que escapara de la censura y la represión originada por el Código de Radio y Televisión. Y Arana Valle debería pagar esta lucha muy cara, a veces arriesgando hasta su propia vida, como el 5 de agosto de 1958 cuando fue atacado por las turbas de Nicolasa Sevilla, después de pedir libertad para los presos políticos detenidos después de la muerte de Anastasio Somoza García.

El terremoto de 1972 pondría fin a la época de oro de Radio Mundial. El sismo no solamente destruyó el edificio del barrio San Sebastián, sino que también provocó un éxodo de periodistas, actores, locutores y controlistas a otras emisoras. La censura, las multas y la represión a Radio Mundial por parte del régimen de Somoza Debayle fueron constantes en los años 77 y 78, hasta que la revolución de 1979 puso fin a 43 años de dinastía.

Y se equivocaron quienes pensaron que la censura, las multas, la cárcel y las amenazas habían quedado atrás. Don Manuel Arana Valle sufrió la confiscación por parte del gobierno sandinista de Radio Sport en Granada, equipos de transmisión en El Crucero y las repetidoras en los departamentos.

Se fue Don Manuel Arana Valle pero queda el legado de un radiodifusor que nunca claudicó ante los poderosos y soñó con una Nicaragua con paz, libertad, democracia, pluralismo, donde los nicaragüenses no fuesen perseguidos ni reprimidos por causa de sus opiniones, ni por su oposición al régimen de turno.

El autor es periodista.

What next?

You can also bookmark this post using your favorite bookmarking service:

Related Posts by Categories



1 comentarios: to “ El patriarca de Radio Mundial (La Prensa)


  • 17 de mayo de 2015, 8:32  

    Es muy valiosa la información que ofrece el sitio...pero sería mejor si tambien se incluyera un poco de audio con muestras de lo mas representativo de nuestra historia de la radiodifusion: radionovelas, noticieros como Radioinformaciones, etc...de esta manera las nuevas generaciones podrían escuchar de viva voz nuestro pasado radiofónico...